Hace unos días el mundo de la música se sacudía con la noticia de la muerte del señor Eddie van Halen, una pieza fundamental en la historia de la guitarra rock, sus aportes fueron importantes y gracias a él hoy las guitarras tienen nuevas técnicas y mejoras que son usadas por guitarristas de todo el planeta, Van Halen era una explosión en vivo y durante mucho tiempo en secreto, Eddie venía luchando contra una enfermedad que al final cobró su vida.

Hemos visto en estos años como las grandes voces y sonidos del rock and roll se han ido apagando, dejando su legado en esta tierra, las primeras grandes generaciones del rock and roll se están yendo y hemos llegado a un punto en donde el pesimismo respecto al género se ha tomado al público y a los músicos, el señor Gene Simmons de la banda Kiss, fiel a su personalidad polémica dijo la frase que muchos vienen diciendo desde hace años “El rock está muerto”, pero además le agregó que “ya nunca saldrán nuevas grandes bandas”.

No es así, el hecho de que el rock no llene estadios y genere miles de millones de dólares no significa que este muerto. Esa manía tan extraña que tienen en Los Estados Unidos de medir el éxito de las artes de acuerdo al dinero que producen tiene que acabarse, no se puede seguir midiendo si una película es buena o no de acuerdo a los boletos vendidos, es ridículo. Pero así es el capitalismo salvaje, lo que produce vale, lo que no produce no existe.

Lamentablemente para los que piensan así esto no es real, es una falacia al igual que decir “el rock ha muerto”, está más vivo que nunca solo que ahora es un nicho, al igual que el Jazz, que el blues, que el Vals, son músicas que se perpetúan de acuerdo a los lugares en donde se establecen y el rock nunca morirá porque ya nació. Así que no es justo decir que está muerto o que nunca más saldrán bandas grandes porque de hecho las hay, existe una nueva generación de bandas impresionantes en todos los géneros, sobre todo en el Metal y sus corrientes que nos están entregando sonidos nuevos, renovados, con mucha fuerza. Lo que sucede, es que la gente hoy no busca y se queda con lo que le sale en los playlist recomendados o lo que le dicen los medios que más visibilidad tienen, lo que si creo que murió fue la curiosidad de las personas por encontrar cosas nuevas y por mirar hacia otros lados que no son tan visibles y están siendo víctimas de un grupo de personas que no son músicos sino comerciantes que quieren vender lo que sea y como sea.

Entonces llegamos al caso en que la banda AC/DC regresa al ruedo con algo que muchos de estos comerciantes han llamado “más de lo mismo”, pero ¿Qué querían? AC/DC es AC/DC, Guns and Roses es Guns and Roses, Metallica es Metallica y son bandas que construyeron sonidos propios y los establecieron como referentes, no pueden ni deben cambiar sencillamente porque el gusto de la generación ha cambiado o porque no están vendiendo igual al reguetón, AC/DC nos ha regalado un “mas de lo mismo” espectacular, porque eso es AC/DC, esa guitarra, ese sonido, esa voz y no debe ser de otra manera, su nuevo sencillo es genial, es rock.

El rock no puede ser víctima del facilismo de la sociedad actual sino que debe mantenerse en pie con las botas puestas y depurar su público y su entorno, para que dentro del rock queden los que en realidad aman el género y no los que están desilusionados porque “no da plata”, si están necesitados de dinero, el rock no es el camino hoy en día, para eso pueden irse al reguetón o al hip hop comercial, ahí encontraran el dinero, al rock déjenlo quieto dentro de los oídos de quienes lo aprecian y lo tienen como una forma de vida, la parte de la industria es posible que cambie, el mundo cambia sin darnos cuenta, lo vimos con esta pandemia.

Este artículo es en memoria del gran Eddie Van Halen y del señor Malcolm Young, quienes se fueron a otro plano a rockear dejando en este mundo una huella imborrable.