– Se concede a Merck la patente australiana sobre nicasas CRISPR concebidas para su uso en la tecnología básica de edición del genoma

— La patente abarca la tecnología de nicasas Cas9 emparejadas destinada a reducir los efectos que puedan producirse fuera del objetivo, así como genoterapia avanzada e investigación

— La patente viene a ampliar la propiedad intelectual de la empresa en materia de corte e integración básicos mediante tecnología CRISPR, necesaria para corregir defectos genéticos en pacientes sometidos a genoterapia

— Merck se dispone a emitir a los interesados licencias de patentes referidas esta tecnología

DARMSTADT, Alemania, 15 de agosto de 2018 /PRNewswire/ — Merck, la dinámica empresa científico-tecnológica, ha anunciado hoy que la Oficina Australiana de Patentes ha aceptado su solicitud de patente sobre el empleo de nicasas CRISPR emparejadas. Estas representan un avance notable en lo referido a disminuir los posibles efectos adversos de este sistema, al aportar especificidad mediante la adopción de un método de gran flexibilidad y eficacia que permite reducir las consecuencias producidas fuera del objetivo de la técnica. Con ello se incrementa la capacidad de la tecnología CRISPR para reparar genes enfermos sin afectar a los sanos.

Paired CRISPR nickase methods build on other technologies in Merck’s CRISPR patent portfolio, including CRISPR integration. Commercial organizations need Merck’s IP for CRISPR-based insertion of DNA if they want correct genetic defects in the somatic cells of gene therapy patients. Merck is licensing this patent portfolio for all fields of use. (PRNewsFoto/Merck)

“En los últimos años hemos dado pasos de gigante con miras a desarrollar la tecnología CRISPR y estos son tiempos de importancia capital para la investigación científica”, manifestó Udit Batra, miembro del Comité Ejecutivo de Merck y consejero delegado de Ciencias Biosanitarias. “La tecnología CRISPR de Merck que emplea nicasas emparejadas es relevante para los investigadores que necesiten métodos que aporten gran exactitud a la elaboración de tratamientos para enfermedades complejas. En este sentido, la asignación de la patente constituye un avance considerable en lo referido a la inocuidad de las opciones terapéuticas que posibilita la tecnología CRISPR”.

La patente solicitada y concedida abarca una estrategia básica en tecnología CRISPR mediante la que se dirigen hacia un objetivo génico común dos nicasas CRISPR, que actúan juntas mellando o escindiendo hebras contiguas de la secuencia cromosómica con objeto de crear un corte doble en la cadena. El proceso puede comprender, opcionalmente, una secuencia exógena o de donante que se inserta de la misma manera que con la tecnología de integración mediante CRISPR patentada por Merck. Al venir exigidas dos uniones por CRISPR, se reduce en gran medida la probabilidad de que se produzcan cortes fuera del objetivo en otros puntos del genoma.

Además de autorizar dicha solicitud de patente sobre nicasas emparejadas, la Oficina Australiana de Patentes ha anunciado en fechas recientes la concesión formal a Merck de la patente de 2017 sobre integración mediante CRISPR, una vez retiradas cuatro objeciones independientes que se presentaron de manera anónima.

La cartera de patentes de Merck sobre integración mediante CRISPR comprende aquellas ya concedidas en Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Europa, Israel y Singapur, las cuales están destinadas a la integración cromosómica, o al corte de la secuencia de células eucarióticas y la inserción de una secuencia sintética de ADN exógeno con la que producir el cambio genómico que se desee.

Los métodos de aplicación de las nicasas CRISPR emparejadas se fundamentan en otras tecnologías presentes en la cartera de patentes sobre tecnología CRISPR que posee Merck, comprendida la integración mediante esta tecnología. En este sentido, si una entidad comercial pretende corregir defectos genéticos existentes en las células somáticas de algún paciente sometido a genoterapia, necesita servirse de la propiedad intelectual de Merck para proceder a la inserción del ADN mediante tecnología CRISPR, y Merck se dispone a conceder licencias para el empleo de esta cartera de patentes en cualquier ámbito. 

Como empresa que en los últimos 14 años ha tenido una importante participación en la innovación de la edición del genoma, Merck reconoce que esta tecnología ha traído consigo avances muy destacados en la investigación biológica y en medicina. Al mismo tiempo, el creciente potencial de las tecnologías de edición del genoma ha generado preocupaciones de índole científica, jurídica y social; a este respecto, en tanto que usuario y proveedor de dichas tecnologías, Merck apoya las investigaciones que se hacen en este ámbito con la más atenta consideración a las normas éticas y jurídicas y, así, Ha establecido un Órgano Asesor en Bioética con el fin de ofrecer orientaciones en materia de investigación en la que participe la empresa, comprendidos los estudios referidos a la edición genómica o en los que intervenga esta técnica, y ha fijado una posición operativa clara que tiene en cuenta los problemas científicos y sociales, con objeto de imprimir una orientación a aquellos enfoques terapéuticos prometedores destinados a su uso en investigación y sus correspondientes aplicaciones.

Merck fue la primera empresa en ofrecer, a escala internacional, biomoléculas personalizadas para edición del genoma (intrones TargeTron™ del grupo II guiados por ARN y nucleasas con dedos de cinc CompoZr™), lo cual impulsó la adopción de estas técnicas en el seno de la comunidad investigadora mundial. Merck fue también la primera en fabricar bibliotecas de CRISPR en matrices que engloban la totalidad del genoma humano y han contribuido a acelerar el descubrimiento de curas para determinadas enfermedades al permitir a los científicos considerar otras interrogantes acerca de las causas primarias de dichas dolencias.

Además de dedicarse a la investigación básica en edición genómica, la empresa trabaja en pro de la creación de opciones terapéuticas genéticas y celulares y produce vectores víricos. En el año 2016, Merck emprendió una iniciativa centrada en la edición del genoma que tenía por fin potenciar la investigación centrada en modalidades nuevas —desde la edición del genoma a la producción de medicina genética— creando un equipo dedicado específicamente a este objetivo y asignando mayores medios a la causa, todo lo cual sirvió para reforzar aún más el compromiso adquirido por la empresa en este campo.

Siga a Merck en Twitter @Merckgroup, en Facebook @merckgroup y en LinkedIn.

Todos los comunicados de prensa de Merck se distribuyen por correo electrónico en el mismo momento en que se publican en el sitio web de la empresa. Para registrarse en línea, modificar su selección o darse de baja de este servicio, visite www.merckgroup.com/subscribe.

Acerca de Merck
Merck es una de las principales empresas científico-tecnológicas de fabricación de material sanitario, biosanitario y de altas prestaciones. Son en torno a los 53.000 empleados que trabajan para seguir desarrollando unas tecnologías que aportan mejoras y beneficios a la vida de la persona: desde tratamientos biofarmacéuticos para el tratamiento del cáncer o la esclerosis múltiple a cristal líquido para teléfonos inteligentes y televisores que incorporen ese tipo de pantallas, pasando por sistemas de vanguardia destinados a la investigación y la producción científicas. En el año 2017, Merck generó ventas por valor de 15.300 millones de euros en 66 países.

La empresa, fundada en 1668, es la más antigua del sector farmacéutico y químico. La familia fundadora continúa siendo la accionista principal del grupo empresarial que cotiza en bolsa y Merck posee los derechos internacionales sobre el nombre y la marca “Merck”, excepto en los Estados Unidos y Canadá únicamente, donde realiza sus actividades con los nombres de EMD Serono, MilliporeSigma y EMD Performance Materials.

Imagen – https://mma.prnewswire.com/media/729760/Stage_CRISPR_Graphic.jpg