La noticia suena de fábula, porque permitirá al cineasta mexicano más exitoso de los últimos tiempos transportar al lenguaje cinematográfico la fantasía que ha sido su preferida desde que era niño: la historia de Pinocho.

En su primer acuerdo para dirigir una nueva película, desde que “The Shape of Water” le hizo ganar este año los premios Oscar en las categorías de Mejor Película y Mejor Director, Guillermo del Toro ha firmado un convenio de producción con el gigante Netflix para co-dirigir el proyecto de animación, mediante la técnica conocida como Stop-Motion, con el que había estado soñando por mucho tiempo.

Para quienes conocen su trayectoria saben muy bien que Del Toro ha anhelado hacer una versión más dramática, adulta, reflexiva y oscura del cuento del muñequito de madera construido por un anciano y solitario artesano que, mientras él duerme, adquiere vida propia y se convierte en niño gracias a un impulso mágico.

Para su película Del Toro escribirá el guion junto con Patrick McHale (Sobre el muro del jardín y Tiempo de aventura), y codirigirá el filme con la participación del realizador Mark Gustafson (Fantastic Mr. Fox).

Guy Davis actuará como diseñador de producción, inspirándose para elaborar los escenarios en los diseños originales de Gris Grimly, extraídos de la novela de Carlo Collodi, 1883, “Las aventuras de Pinocho”.

La producción comenzará este otoño en una versión fiel a los hechos descritos en la historia original, pero será menos romántica e infantil que la cinta clásica realizada por los estudios Walt Disney de 1940.

La cinta de Del Toro que, en términos genéricos transcurrirá en los territorios de los musicales, va a tomar lugar en Italia, durante la turbulenta década de 1930. Ese ambiente donde la inocencia de Pinocho enfrentará un ambiente político de represión y creciente fascismo tendrá muchas similitudes con lo que ocurrió en su filme “Pan's Labyrinth”, espectacular fantasía ambientada en la España franquista durante 1944 con la que atrajo la admiración internacional y obtuvo varios premios Oscar.

Dijo Del Toro en reciente entrevista: “Ninguna forma de arte ha influido más en mi vida y en mi trabajo que la animación. Y ningún personaje en la literatura y el cine ha tenido una conexión tan personal, íntima y profunda conmigo como ha sido Pinocho. En nuestra historia, Pinocho es un alma inocente, con un “padre” bastante desconectado de la realidad, que se pierde en un mundo que no puede comprender. Y se embarca en un viaje extraordinario que lo deja con una profunda comprensión de su creador y del mundo real. He querido hacer esta película durante tanto tiempo que ya no puedo recordar cuando empezó ese deseo a formarse en mí. Y me siento feliz de que, finalmente, vaya a tomar forma concreta”.

"Después de la increíble experiencia que hemos tenido produciendo “Trollhunters”, estoy agradecido de que el talentoso equipo de Netflix me esté brindando la oportunidad de mi vida de presentar al público de todo el mundo mi versión de las increíbles aventuras de este fascinante muñequito de madera que termina convirtiéndose en un nino verdadero, con alma y espíritu", explico Del Toro.

Es importante destacar que con este filme Guillermo Del Toro hará su debut como director de películas animadas. Antes fue productor de “The Book of Life” y “Kung Fu Panda 3”

“Pinocchio” sera una coproducción de del Toro, The Jim Henson Company y ShadowMachine. Las marionetas de la película serán construidas por Mackinnon y Saunders, responsables de crear las criaturas de la cinta “Corpse Bride”, dirigida por Tim Burton.

Por último, Guillermo Del Toro aseguro, con su característica sonrisa, sentirse agradecido por saber que durante el rodaje de “su” Pinocho estará viviendo una de las etapas más importantes y definitivas de su vida creativa.